jueves, 1 de noviembre de 2012

¿Estrategia de marketing en Facebook? ¡Claro que es posible!


Por: LMKT. Elizabeth De La Torre 


Mucho hemos escuchado sobre el aumento exponencial de las personas que utilizan las redes sociales alrededor del mundo.

Hablando específicamente de la red social creada en Harvard por Mark Zuckerberg, predicciones de reconocidos e-marketers estiman que, tan sólo en México, el número de usuarios de esta red social alcanzará pronto los 25.6 millones de usuarios. 

Como era de esperarse, distintas empresas alrededor del mundo han canalizado sus recursos para aprovechar esta oportunidad de posicionamiento de marca, mejorar la experiencia del cliente, generar lealtad con sus fans, aumentar el número de prospectos y convertir a estos últimos en clientes.

Aunque pudiera parecerlo, manejar una cuenta corporativa en Facebook no es una tarea sencilla y no debe dejarse como una actividad de “tiempo libre”, requiere planeación y evaluación constante. 

Lo primero que tienes que definir antes de iniciar en esta red es simple: ¿cuáles serán los objetivos

  • Incrementar mi número de “fans”: si bien el tener muchos fans en las redes sociales llega a ser relativo (sobre todo con la utilización de bots y perfiles falsos), el contar con una gran cantidad de likes permitirá que el contenido que publiques, llegue a más personas. Considerando que el promedio de amigos en Facebook por usuario es de 229, tu impacto se multiplica. 

  • Conseguir más prospectos: no es suficiente con tener un alto número de fans, es necesario que éstos se interesen por conocer más información sobre lo que vendes. A través de tus publicaciones puedes llevarlos a tu sitio web o a “landing pages” donde puedan registrarse para que puedas darles un trato diferente después. 

  • Más clientes: lógicamente este es el objetivo final de cualquier estrategia de marketing, aunque el porcentaje de ventas que tendrás respecto al total de tus fans es bajo, con un arduo trabajo de segmentación, calificación y seguimiento será posible generar el engagement necesario con tus usuarios como para que se conviertan en clientes. 

En segunda instancia debemos asegurarnos de llegar a las personas correctas. Debes definir el perfil de aquellos consumidores potenciales y compararlos con la base de datos de Facebook para conocer el tamaño de la audiencia a la que aspiramos. Los aspectos a considerar pueden ser tan generales como edad, género y ubicación o específicos como el nivel de estudios, situación sentimental o intereses. 

Conforme incrementes tu número de fans, deberás ocuparte de proveerlos, como ya lo hemos mencionado anteriormente, con contenido interesante y de calidad; de lo contrario te convertirás en una página más entre las tantas que los usuarios siguen. 

Para convertir esos fans en prospectos debes llevarlos a “landing pages” donde puedan conocer más de ti y tú puedas ponerte en contacto con ellos. Aquí hay un punto sumamente importante, el contenido de estas páginas debe ser fácil de visualizar en cualquier dispositivo móvil, pues el número de personas que cotidianamente consultan su Facebook a través de sus smartphones es cada vez más grande. 

Una vez que tengas sus datos, deberás darles el seguimiento adecuado, pero eso lo hablaremos en entradas futuras. 

Facebook es una red en constante crecimiento, lo que se ha convertido en una dura carrera donde las empresas de todo el mundo compiten entre sí por llegar a esa gran red de fans y posibles compradores. 

¿Tú ya estás en la carrera? ¿Qué lugar ocupas en ella? Compártenos tus comentarios.

Te recomendamos