martes, 2 de abril de 2019

Curación de datos; adiós a la brecha entre los datos y los negocios




Debido a la pululación de datos en los mercados actuales, su administración se convierte en una actividad crítica y compleja. Gracias a que la mayor parte de la fuerza laboral utiliza datos para tomar decisiones, las empresas deben garantizar la precisión dentro de sus datos y su uso en el análisis.

Este fenómeno ha dado entrada al curado de datos para abordar los desafíos de administración y gobernanza de datos que habitan este amplio mundo repleto de información.

Pero, ¿qué es el curado de datos? Según Tableau, este término se define como la forma en la que una organización capta, limpia, define y alinea datos dispares. Este proceso genera un puente entre los datos y sus aplicaciones en el mundo real.

Gracias la popularidad que las herramientas de Inteligencia de Negocio han tenido, derivado de la amplia gama de datos que se generan segundo a segundo, las organizaciones están gastando millones de dólares en tecnologías que les permitan analizar los datos con la finalidad de quitar la ambigüedad entre equipos y organizaciones. Las herramientas y los procesos de curado de datos aterrizan en las plataformas de inteligencia de negocio para enlazar los datos con el contexto del negocio.

El contar con una herramienta de Inteligencia de Negocio no lo es todo. Como se comenta en líneas anteriores, muchas organizaciones debido a la cantidad de datos que generan, requieren de procesos de codificación (curado) de datos para entender cómo se pueden aplicar y el impacto que tendrán en la toma de decisiones.

Actualmente, se pueden implementar una serie de importantes acciones en los “catálogos de datos” para tener la certeza de que los datos pueden ser utilizados en la toma de decisiones. Incluso, los ingenieros o administradores de datos pueden agregar descripciones y definición a las fuentes y campos de datos, etiquetarlas para mejorar la capacidad de detección e incluso implementar indicadores de calidad de datos, así como notificaciones de certificaciones de contenido confiable o el mantenimiento o la desaprobación de los activos de datos.

Estas acciones o procesos de curación de datos permiten a los usuarios cotidianos entender lo que representan los datos en el mundo real. La combinación de un catálogo de datos y la plataforma de Inteligencia de Negocios ayuda a simplificar todas estas tareas, proporcionando métricas de uso para identificar rápidamente los orígenes de datos y los dashboards de acceso más frecuente.

“El curado de datos es el proceso de identificar qué fuentes de datos se necesitan, ubicar esos datos en el contexto de la empresa para que los usuarios de la empresa puedan interactuar con ellos, entenderlos y utilizarlos para crear sus análisis” - Mike Hetrick, administrador principal de marketing de productos de Tableau.

Aunado al catálogo de datos, la semántica tiene un papel preponderante. La semántica ayuda a relacionar no sólo el contexto de los datos, sino también la intención de las acciones analíticas, como por ejemplo la presencia de sinónimos para conectar comandos como “tamaños del pedido” con “cantidad”.

Mientras que las tecnologías y procesos continúen aterrizando, el curado de datos y la semántica proporcionarán una base más sólida para el resto de la experiencia de análisis. Se podrán generar recomendaciones más sólidas generadas por modelos de datos.

Los avances que el curado de datos ha registrado en los últimos años, permitirá que la fuerza laboral vaya más allá de sólo hacer preguntas e interpretar de manera subjetiva ciertos datos, hacia generar estrategias de negocio.

Con información de Tableau. 


Te recomendamos