martes, 25 de julio de 2017

La clave de la implementación tecnológica




“Cuando una empresa aplica los adelantos digitales a su modelo de negocio, no sólo puede mejorar su productividad, sino identificar área de oportunidad y multiplicar su valor”
-         Luis Ferezin, Director General de Accenture México

La movilidad y evolución de la actual era digital ha tomado un rol protagónico en la vida diaria, transformando, considerablemente, la manera en la que las empresas gestionan sus operaciones y procesos a través de servicios de tecnología.

La llamada transformación digital o cuarta revolución industrial está marcando el antes y el ahora en el mundo de los negocios, pues los que participen en ella serán competitivos y productivos, mientras que los “no creyentes” se quedarán fuertemente rezagados. Según un estudio de Accenture, sólo una de cada cinco firmas aprovecha el valor de sus contratos de servicios de operaciones y tecnología, para integrar eficiencia operativa con agilidad, innovación constante y exploración de nuevas oportunidades de negocio.

La integración de tecnología aplicada a servicios y operaciones inteligentes es un multiplicador de valor para las empresas, pues se abre la puerta a la mejora de procesos de negocio y a la alza de los márgenes de ganancia optimizando recursos.

Según datos publicados en el artículo de Expansión “La clave tecnológica” escrito por Luis Ferezin, Director de Accenture México, el 69% de las empresas de alto desempeño considera que el acceso a la tecnología, a través de servicios, es una prioridad que permite predecir cambios en la industria y su mercado, así como capturar una mayor rentabilidad, siendo el 53% el que señala que el modelo es fundamental para su organización.

Las compañías que han capitalizado el valor multiplicador de sus contratos de servicios, lo han hecho a través de talento especializado, automatización de información y analítica avanzada.

El análisis, la automatización y la inteligencia proactiva, son tres factores que hay que identificar en los modelos de negocio a través de servicios a la medida. Estos elementos son precursores necesarios para obtener conjuntos de datos simplificados y de gran calidad para una toma de decisiones más eficaz. Aunado a esto, existen dos acciones clave; la construcción de una cultura de innovación en el ecosistema de la compañía y la integración de la nube como base del modelo de negocios.

Esta implementación de servicios de operaciones y tecnología rinde frutos en tres elementos centrales; productividad, toma de decisiones y reducción de costos. “Innovar rápido y capitalizar las nuevas oportunidades para generar valor asentará las bases sobre las que las compañías deben integrar, en su modelo de gestión, servicios de tecnología en procesos críticos para maximizar la capacidad y el alcance de su modelo de negocio”, concluyó Luis Ferezin.

Te recomendamos