miércoles, 4 de julio de 2018

Tecnología para satisfacer al consumidor


Hubo una época en donde la palabra “tecnología” era tema de muy pocos, se trataba de una palabra que para muchos era sinónimo de desafío y miedo, pues la veían como algo inalcanzable y pensaban que no era necesaria su implementación en su sector productivo.

En la actualidad esa forma de pensar ha cambiado, la tecnología es un “must” para cualquier empresa, sea del tamaño que sea, opere en el sector que sea. Se ha convertido en un elemento esencial para la operación de las empresas, pero también en la satisfacción del cliente.

El consumidor actual ha cambiado su forma de calificar una marca. Antes, atributos como precios y promociones eran los que colocaban a las marcas en la preferencia y el “top of mind” de los usuarios, hoy en día la realidad es diferente. Ahora se habla de marcas tecnológicas, marcas que se preocupen por ellos, se anticipen a sus necesidades y resuelvan sus problemas de forma diferente.

Ejemplos de esto son la realidad aumentada, virtual y el análisis predictivo (hábitos de consumo), tendencias que están cambiando la experiencia del cliente, haciendo sus compras; cercanas, cómodas y virtuales.

Las primeras dos (realidad aumenta y virtual) son tecnologías vistas por muchos como elementos imprescindibles para la próxima generación de minoristas. Mientras que el análisis predictivo, se convierte en una herramienta interesante para estrategias de marketing.

Fernando Saucedo, director general de IHOP Rescorp Concepts, en entrevista para InformaBTL, destacó lo siguiente; “En un mercado cada vez más competido como lo es la industria de los alimentos y bebidas, las experiencias que podamos entregar al consumidor pueden ser un factor primordial en la decisión de compra, por lo que es muy importante estar siempre pensando en las iniciativas que vamos a implementar, tratando siempre de innovar y estar a la vanguardia.

Se habla mucho de las experiencias, pero aún existen algunas empresas que no logran encontrar la fórmula para conseguir la añorada experiencia que impacte en los retornos y las ventas. Uno de los mayores pecados que muchas compañías cometen es querer actuar sin antes conocer y escuchar. No existe obstáculo más grande para lograr una buena experiencia que no conocer lo suficiente a los clientes y por lo tanto, ofrecerles promociones poco relevantes para ellos.

Obtener una visión completa y profunda de los clientes, permite crear experiencias personalizadas y entrar a su lista de “marcas predilectas”, pues ellos asocian las marcas con la forma en las que los hacen sentir.

Existe una estadística que tiene gran impacto en los mercados actuales; se necesitan 12 experiencias positivas para reparar el daño que causo una experiencia negativa no resuelta. En un mundo con tanta competencia y tantas necesidades floreciendo minuto a minuto, la experiencia figura como el elemento diferenciador de muchas marcas, pues es lo que les permite salir abantes de los desafíos que el mercado impone día con día.



Te recomendamos