miércoles, 18 de abril de 2018

Realidad aumentada, la revolución del ecommerce


Las experiencias están siendo un factor importante para el shopper actual. La variedad de opciones que ofrece el mercado, orienta al cliente a optar por aquel establecimiento que mejor le trata y que mejor le hace sentir durante su proceso de compra.

En la actualidad, el shopper tiene dos opciones; ir a una tienda física y ser testigo de la calidad del producto o comprar en línea y esperar lo mejor. Esta última opción causaba que las políticas de devolución se dispararán pues el cliente regresaba su compra debido a que encontró que el producto no cumplió sus expectativas, el color no era el adecuado o simplemente se veía diferente en la vida real.

Esta actualidad está a punto de cambiar. ¿Imagina un mundo donde la realidad aumentada se habilite en el ecommerce, donde el shopper no sólo pueda comprar en línea, sino que también pueda probarse prendas desde la comodidad de su hogar?

Es exactamente en este punto donde la experiencia dará un giro de 180° grados, pues los sentimientos se involucran en el proceso de compra y se siembra el deseo en el comprador.

Esta experiencia requiere de un teléfono inteligente y de la implementación de herramientas de realidad aumentada, a través de las cuales los compradores pueden verse a sí mismos usando un nuevo par de pantalones, probándose un nuevo tono de lápiz labial o agregando un sillón nuevo en su sala de estar. La realidad aumentada ofrece escenarios virtuales para el usuario, esté en donde esté, así tengas ganas de comprar o no.

Cuando comentaba que la actualidad está por cambiar, es por que realmente lo está, incluso a unos meses de distancia. El iOS 11 de Apple, le dará la oportunidad a todos los shoppers de ir más allá e interactuar muy de cerca con sus artículos favoritos. El lanzamiento de ARKit se espera para este otoño y estará disponible para cualquiera que tenga un iPhone 6 o superior.

¿De qué forma, esta nueva aplicación revolucionará el comercio electrónico como lo conocemos?

1-. Menos devoluciones
Se estima que en la actualidad un minorista en internet devuelve el 30% de la ropa comprada por este medio. El primer reto de la realidad aumentada es reducir este número.

El esfuerzo, gasto y desgaste de los procedimientos que una devolución implica no es el único problema de este fenómeno; el shopper debe lidiar con el molesto proceso de retorno y se queda con la sensación de desconfianza al grado de preguntarse si la próxima vez experimentará la misma experiencia o si podrá lograr conseguir el producto que desea. Con el tiempo, estas experiencias insatisfactorias lentamente reducen la lealtad de los clientes.

2-. Más checkouts satisfactorios por mayor monto
Esta implementación le dará poder a los minoristas de cobrar más, pues según un estudio de Retail Perceptions el 40% de los compradores dijeron que pagarían más por un producto si pudieran probarlo primero.

Además, ¿Cuántas veces no has comprado algo que te parece atractivo por el hecho de no saber cómo te verás con él? La realidad aumentada puede aumentar la venta cruzada, en lugar de ofrecer productos basados en compras anteriores, puede brindar productos complementarios que al momento de probarlos pueden hacer que el usuario decida a comprarlo. Tal vez una mujer que se dispone a comprar un vestido, decida probarse una variedad de accesorios para ver cuál de ellos queda mejor con el vestido.


Como se explica en líneas anteriores, la realidad aumentada puede generar grandes beneficios al comercio electrónico, al brindar al shopper lo que siempre ha buscado; interactuar con los productos con un mínimo esfuerzo, desde cualquier parte del mundo y tener certeza de que ese producto es lo que quiere o desea. 

Te recomendamos