martes, 31 de octubre de 2017

Inteligencia de Negocios en PyMES; importancia y ventajas competitivas

El flujo de información que se maneja en la actualidad llega a presentar tintes infinitos, su papel en los mercados actuales es clave y protagonista, convirtiéndose en el baluarte de las empresas que, sin importar el tamaño o la experiencia que presentan dentro del mercado, reconocen la importancia de sus datos para el crecimiento soñado.

No todo lo que brilla es oro. La información que circula en la red es abrumadora para todos, la capacidad de recolectar datos es impresionante y muchas veces invisible, pues en muchas ocasiones no se sabe de dónde proviene. Un ejemplo banal se presenta en medios sociales como Whatsapp, cuando visitamos el carrete de fotos del móvil somos testigos de la cantidad de imágenes que hemos recabado en un período corto de tiempo. Si cruzamos estas imágenes con nuestras experiencias al momento de comprar o al momento de interactuar con una marca podremos empezar a visualizar la importancia de esta información.

Tomando ejemplos más complejos, basta con observar la cantidad de información que se recaba en las empresas que cuentan con programas de lealtad, las cámaras de seguridad instaladas en calles de la ciudad, los CRM y ERP empresariales o en los call centers que recopilan información para conocer el porqué de las quejas y el origen de las mismas.

Si bien los empresarios del momento son conscientes de este flujo inmenso de información, no todos conocen la información crítica que se alberga dentro de su organización, esto debido a que en muy pocos casos se logra hilar fuentes de información hacia indicadores claves de desempeño (KPI’s) que se definan en el plan estratégico de la empresa.
En las empresas actuales el dinero y las ganancias no son las únicas que comunican crecimiento y aumento, existen otros datos que, incluso más que las ganancias, permiten conocer a mayor profundidad el contexto actual de la empresa. Muchas compañías se preguntan ¿Cómo puedo saber que tan maduro estoy en la analítica de mis datos? La respuesta a esa pregunta no es sencilla, pero puede ayudar el hacerse algunas preguntas tales como;
ü  ¿Cuál es el 20 % de mis clientes que genera el 80 % de mis ingresos?
ü  ¿Cuál es el área de mi empresa en la que estoy gastando más?
ü  ¿Los gastos están alineados al presupuesto? ¿cuánto se desvían?
ü  ¿Qué áreas debo de apretar para aumentar mi utilidad?
ü  ¿Cómo está conformada mi mezcla de ventas?  ¿qué productos debo dejar de vender por su baja utilidad?
ü  ¿Cuánto tiempo me toma recabar información como la anterior para poder tomar decisiones?

El tiempo que te toma contestar a estas preguntas, se traduce al nivel de madurez de la empresa en relación a la toma de decisiones a través de analíticos que, llevado a su máxima expresión queda alineada con la ejecución de acciones concretas a partir de inferencias en los datos.




En la actualidad existe una herramienta que solía ser usada por grandes empresas pero que ahora comienza a tener presencia en PYMES debido a su abaratamiento; la Inteligencia de Negocios es el engrane que muchas compañías estaban buscando para unir los datos e información que se recaban en sus diferentes plataformas.
Gracias a su capacidad de lectura, acomodo y análisis de información, la Inteligencia de Negocios logra manipular de forma sencilla la información para lograr entender por qué la empresa ha tenido ciertos desempeños, o mejor aún, da la oportunidad de contar con la información clave para crear escenarios a futuro que beneficien en la toma de decisiones.


Las empresas medianas pertenecientes al grupo denominado PyMES cuentan con una serie de beneficios que el mismo tamaño de la organización les otorga; estas empresas cuentan con objetivos más centralizados y especializados, por lo que la importancia de contar con estas herramientas se potencializa, así como la facilidad para implementarla. 
Es sabido que este tipo de empresas debido a su constitución, cuentan con presupuestos medidos y definidos, los cuales se deben respetar en todo momento si no se quiere pasar por una crisis importante. Sin una infraestructura de TI, este tipo de problemas se presentan con mayor facilidad, pues si no se es consciente de las áreas que más gastan en relación a los ingresos que generan o de los clientes más importantes que se tienen, se puede exceder el presupuesto o premiar a clientes o empleados que realmente no determinan de manera significativa los resultados a los que está llegando la empresa lo que genera un impacto determinante en crecimiento financiero de la empresa. 
Este tipo de herramientas son de gran utilidad para medianas empresas gracias a la agilidad que estás presentan para implementar decisiones en corto plazo, pues al no existir muchos niveles jerárquicos dentro de la misma, las decisiones se toman de forma rápida haciendo que los procesos de implementación sean más cortos y, por ende, menos costosos.
Se estima que un 42% de los gerentes utilizan información equivocada al menos una vez a la semana, este tipo de acciones dificultan la toma de decisiones de forma acertada, generando pérdidas de tiempo y presupuesto. Es por esta razón que, contar con una vista única de información se convierte en un punto vital.
La toma de decisiones siempre va enfocada al futuro, por lo que para poder elegir las más acertadas se deben plantear preguntas que empiecen con: “qué pasaría si…” de esta forma realmente se estará 100% preparado para lo que depare el futuro de la organización y del mercado al cual pertenece.
Según Jorge Paz Flores, experto en soluciones de Business Process Management y Business Intelligence de IBM “el tener la capacidad para explotar nuestra información de esta manera puede alimentar directamente los sistemas y los procesos de planeación de nuestra empresa, ayudando a definir presupuestos, metas, etc. Nuestros datos históricos pueden contribuir en gran manera a tomar las mejores decisiones de negocio”.
Las herramientas de Inteligencia de Negocios encaminadas a empresas medianas permiten un reporteo avanzado y el manejo de datos en un ambiente flexible, lo cual realmente significa un parte aguas en la forma en que las empresas de este tipo deben de trabajar.

Te recomendamos